Liga Central: Hiroshima buscará revalidar su título

Category: El Bate del Samurai Published: 13 March 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 191
 

   A menos de 3 semanas para que comience la temporada 2017 de la NPB el momento no podría ser más propicio para revelar nuestros pronósticos para este año. Comenzaremos con la Liga Central y más adelante analizaremos la Liga del Pacífico.

 

   Los Carpas de Hiroshima nos parecen las opción más clara y lógica para capturar, por segundo año consecutivo, el título de la Liga Central.

 

   El conjunto rojo dominó por completo el circuito en 2016. Lo lideró en carreras anotadas (90 más que el segundo lugar), carreras permitidas (46 menos), jonrones (25 más), bases robadas (36 más), promedio (.016 más) y efectividad (0.18 menos).

 

   Con prácticamente los mismos jugadores que tuvo en su nómina la campaña pasada y con el resto de los conjuntos de la liga todavía en proceso de reorganizarse, resulta sumamente fácil seleccionar al club de Hiroshima como el favorito para ganarlo todo.

 

   Su única gran pérdida ha sido la del ex grandeliga Hiroki Kuroda, quien decidió retirarse luego de culminada la temporada 2016. Sus números fueron buenos (10-8, 3.09), pero no cruciales para el triunfo del equipo, por lo que su ausencia no debería afectarlo mucho.

 

   Algunos medios japoneses estipulan que su presencia en el banquillo es tan importante que sin él sus compañeros de equipo perderán motivación y por ello el club caerá al tercer lugar de la tabla este año. No obstante, estamos en desacuerdo con ese punto de vista.

 

   Su pitcheo sigue siendo muy bueno, especialmente con el ganador del Premio Sawamura Kris Johnson y el líder de triunfos del circuito en 2016 Yusuke Nomura comandando su rotación de abridores.

 

   Su bateo y su defensa, a la que además agregaron al mexicano Ramiro Peña, sigue siendo excelente y su eficiente manager Koichi Ogata se mantiene en el banquillo, ahora con un año más de experiencia y un título en sus vitrinas. Repetimos, no vemos ninguna razón para que Hiroshima no vuelva a coronarse campeón este año.

 

   El segundo lugar lo reservamos para las Estrellas de DeNA. El conjunto dirigido por el manager venezolano Alex Ramírez clasificó por primera vez en su historia a la postemporada del circuito el año pasado y ahora está hambriento de gloria.

 

   Con una muy buena ofensiva comandada por el líder de jonrones y empujadas de la NPB en 2016 Yoshitomo Tsutsugo y el veterano venezolano José Celestino López, el conjunto de Yokohama promete producir muchas carreras este año.

 

   La llegada del dominicano Audy Ciriaco, quien ha tenido una muy destacada actuación en la pretemporada, y el regreso de su compatriota Elián Herrera, quien tuvo un buen debut el año pasado con el club, no hacen sino mejorar el panorama.

 

   El cuerpo de pitcheo necesita ayuda, pero se reforzó bien durante el invierno y podría rendir mucho mejor este año. La llegada de 3 lanzadores norteamericanos y de un muy prometedor lanzador colegial que fue seleccionado en el draft de octubre prometen marcar la diferencia.

 

   Ramírez, que es considerado por muchos como el mejor manager de la Liga Central en la actualidad, se puso como meta ganar 80 juegos este año y conociendo su preparación y su motivación para ganar nos parece muy probable que logre cumplirla.

 

   Los Gigantes de Yomiuri representan nuestra selección para ocupar el tercer puesto. Se trata de un conjunto sólido, con muy buena defensa y pitcheo y que además se reforzó muy bien durante el descanso invernal.

 

   La firma de los 3 agentes libres más cotizados del mercado local, Shun Yamaguchi, Dai-Kan Yo y Masahiko Morifuku, además de 2 importados de peso como Casey McGehee y Arquímedes Caminero, han aumentado mucho sus posibilidades de pelear otra vez por el título de liga.

 

   Sin embargo, nos parece que su ofensiva sigue dejando mucho que desear y que su manager, Yoshinobu Takahashi, todavía tiene mucho que aprender antes de poder guiar a sus jugadores a la cúspide del circuito.

 

   Adicionalmente, las lesiones siguen afectando mucho a su roster, en especial a su rotación de abridores, y eso no hará sino complicar más las cosas para un conjunto que quedó tercero en efectividad y también en promedio en la liga en 2016.

 

   El cuarto lugar se lo otorgamos al club que nos parece que dará la sorpresa este año, los Dragones de Chunichi.

 

   Después de quedar últimos la temporada pasada y dejar mucho que desear en todos los aspectos de su juego, este año las cosas prometen cambiar para bien gracias a varias contrataciones claves.

 

   La más importante de ellas es la del nuevo manager del equipo, Shigekazu Mori. Entre otras cosas, el conjunto se cayó el año pasado debido a una disputa interna entre el estratega anterior, Motonobu Tanishige, quien además renunció a mediados de campaña, y el gerente general Hiromitsu Ochiai.

 

   Ahora que ambos han sido removidos de sus cargos, Mori podrá trabajar con más tranquilidad y dedicar su tiempo a organizar sus jugadores de la mejor manera posible.

 

   Así mismo, las llegadas del toletero cubano Alex Guerrero y de los lanzadores venezolanos Elvis Araujo y Jorge Rondón, no hacen sino mejorar un roster que ya cuenta con jugadores de calidad y que promete rendir mucho mejor este año. No creemos que mejore lo suficiente como para clasificar a los playoffs, pero sí como para ascender al cuarto puesto de la tabla.

 

   Las Golondrinas de Yakult son nuestra apuesta para ocupar la quinta posición. El modesto conjunto de Tokio cuenta con una excelente ofensiva, liderada por uno de los mejores bateadores japoneses del momento Tetsuto Yamada y por el jonronero curazoleño Wladimir Balentien, que promete volver a producir muchas carreras este año.

 

   No obstante, su cuerpo de lanzadores sigue estando mermado por las lesiones y no parece que vaya a poder recuperarse a tiempo para evitar que el equipo descienda en la tabla de posiciones del circuito.

 

   Por último, nuestros candidatos para ocupar el foso de la clasificación son los Tigres de Hanshin. El popular conjunto de Osaka tiene serios problemas que resolver en todas sus áreas y no parece que vaya a poder esquivarlos este año.

 

   A pesar de que cuenta con varios relevistas de calidad, como los dominicanos Rafael Dolis y Marcos Mateo, su rotación de abridores luce muy floja. Sus mejores lanzadores ya están en declive y su máxima promesa, el joven Shintaro Fujinami, no ha cumplido con las expectativas que se tenían de él.

 

   Adicionalmente, su ofensiva también se ha visto mermada por la partida del dominicano Mauro Gómez, quien no estuvo excepcional en 2016 pero sí fue uno de los principales protagonistas del club desde el plato.

 

   La gerencia decidió dejarlo en libertad creyendo que podría sustituirlo con el veterano Kosuke Fukudome, a quien planeaba mover a la primera base sólo para darse cuenta después que éste no quería hacerlo.

 

   Las llegadas del veterano Yoshio Itoi y del norteamericano Eric Campbell prometen ayudar, pero es probable que no puedan hacer mucha diferencia en una alineación que terminó con el promedio más bajo del circuito en 2016.

 

   El manager Tomoaki Kanemoto, quien estará en su segundo año en el banquillo, también tiene varias cosas que aprender antes de poder llevar a sus dirigidos a la postemporada del circuito, por lo que nuestro pronóstico para el club este año no puede ser otro que el último lugar de la tabla.

 

Escriba un comentario


Security code
Refresh