Liz: “aquí uno ve cosas que no se ven en los EEUU”

Category: Entrevistas Published: 05 June 2016
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 876
 

   Sendai, Japón. Especial - El lazandor dominicano de las Águilas de Rakuten Radhamés Liz tuvo la cortesía de regalarnos unos minutos recientemente para contarnos cómo ha sido hasta ahora su experiencia en el béisbol japonés.

 

   Sentado en el dugout de su equipo en el Estadio Kobo de Sendai, el derecho caribeño nos explicó cómo algunos de sus amigos peloteros lo convencieron de venir a jugar a la NPB y cuál ha sido su impresión de la liga hasta los momentos.

 

   Así mismo, comentó que le ha sido fácil socializar con sus compañeros de equipo y que le parece que el aspecto más importante del béisbol es la unidad del grupo, ya que sin ella no se podrá llegar muy lejos, independientemente de que el club cuente con grandes nombres.

 

   Por último, nos habló de los compañeros de equipo que más le han llamado la atención debido a su gran talento y de que su deseo, como el del cualquier otro pelotero, sigue siendo regresar a las Grandes Ligas en el futuro, si se le presenta la oportunidad.

 

Cuéntanos, antes que nada, ¿cómo llegaste a Japón?

   Bueno, el interés de venir a jugar a Japón llegó por la experiencia que tuve jugando en Corea del Sur. Luego de mi segundo año allá, comencé a interesarme en venir para acá porque tengo varios amigos que han jugado aquí y ellos me contaron cómo es la liga y también me explicaron que aquí habían mejores posibilidades para ayudar a la familia en un futuro.

 

¿Qué amigos tienes que han jugado aquí y qué te dijeron de esta liga?

   Tony Blanco, Daniel Cabrera y varios más. Ellos me dijeron que aquí se juega una mejor defensa y que la pelota que se practica es un poco más parecida a la de los Estados Unidos, por lo que si yo ya estaba en Corea del Sur, ¿por qué no dar el siguiente pado y venirme a Japón? Yo incluso ya había tenido la oportunidad de jugar contra este equipo y varios otros equipos japoneses en los entrenamientos primaverales de 2011, así que ya conocía un poco esta liga.

 

Ahora que has llegado a Japón, ¿qué teparece todo? ¿Cuál es tu impresión de la liga?

   Bueno, la impresión que tengo es que es un poquito similar a la de Corea del Sur, aunque me parece que aquí los bateadores no están tan preocupados por batear jonrones todo el tiempo sino que son más bien bateadores de contacto. La defensa me parece que es mejor aquí que en Corea del Sur y los bateadores de allá son más parecidos a los de los Estados Unidos, en el sentido de que buscan más conectar jonrones. La cultura japonesa también me parece similar a la surcoreana y en general todos me han tratado muy bien por aquí, no tengo nada de qué quejarme.

 

¿Qué tal te han recibido tus compañeros de equipo y los fanáticos del club?

   No he tenido mucho contacto con los fanáticos hasta ahora, pero sí he escuchado que siempre me dicen “Gambatte”, que significa buena suerte. Con respecto a mis compañeros, pues bueno yo siempre he sido muy sociable y siempre me ha gustado ser parte del grupo, así que todo el tiempo estoy tratando de comunicarme y echar broma con ellos. Con lo poco que ellos saben de inglés y las 2 o 3 palabritas que yo sé en japonés, siempre trato de hacer algún chiste para socializarme con ellos y sentirme parte del equipo. Es como si fuéramos una familia.

 

¿Cómo ves al equipo este año? La temporada pasada, lamentablemente, le fue muy mal porque casi no tenía ofensiva, pero las cosas han mejorado bastante este año.

   Yo no estaba aquí el año pasado, pero por lo que me han contado las cosas estuvieron terribles. En este negocio del béisbol, yo creo que lo más importante es que el equipo esté unido, que se sienta como un solo grupo. Si existe un buen ambiente dentro del equipo, entonces todo el mundo va a jugar con un ánimo diferente. Los peloteros no cambiaron mucho [con respecto al año pasado], yo creo que el secreto de todo es la manera en que nos estamos llevando ahora. El ambiente que se siente es muy bueno y todos salen a jugar con mucho ánimo. Hoy en día, para mí el mejor equipo no es el que tenga los mejores peloteros sino el que sepa jugar mejor en equipo. Por ejemplo, los Yanquis [de Nueva York] siguen siendo un buen equipo y siempre tratan de tener a los mejores peloteros, pero mira lo que ocurre con los Piratas [de Pittsburgh], que no tienen un grupo repleto de grandes nombres pero a pesar de eso siempre se meten [en la postemporada]. Yo estuve allí el año pasado y el ambiente es muy bueno, siempre existe un gran compañerismo. Así es que veo yo las cosas en este momento. Si seguimos así, vamos a llegar bien lejos.

 

Otra cosa importante que ha ocurrido es la llegada del nuevo manager, Masataka Nashida, quien tiene mucha experiencia y ya ha ganado títulos en el pasado, por lo que sabe muy bien como manejar todo.

   Así es. El manager viene siendo como el esposo de una familia. Si esa cabeza no está bien, a las otras no les va a ir muy bien. Esa es una de las cosas más importantes que han cambiado este año, la forma de ser del manager.

 

¿Hay algún compañero de equipo que te haya llamado la atención por su gran talento?

   Hay varios. Fíjate, en el béisbol, tú puedes tener mucho talento, pero si tú juegas nada más por jugar no te va a ir bien. Muchas veces, esa es la razón por la que el equipo no avanza, pero cuando se ve que tú quieres, que tú tienes ese corazón de que yo quiero ser, yo voy a ser, entonces las cosas sí salen mejor. Eso es lo que pasa cada vez que [Takahiro] Norimoto se sube a la lomita. Yo me sorprendí la primera vez que lo ví en acción porque hizo 140 lanzamientos, pero él tiene un corazón bien grande y siempre va para delante. [Yuki] Matsui, el cerrador de nosotros, es un muchacho muy joven, que tiene mucha energía y un gran deseo de hacer las cosas. Él es muy alegre fuera del terreno, pero cuando está lanzando él siempre está muy concentrado. [Louis] Okoye es un muchacho muy joven y no lo he visto jugar mucho. Por lo que me han contado, él era muy bueno a nivel colegial, así que yo creo que cuando esté listo y le llegue su momento, él va a demostrar su talento.

 

¿Qué te parece Kazuo Matsui, el que jugó 7 años en las Grandes Ligas? Tiene 40 años y todavía juega como titular, está en excelente forma.

   Cuando tú vienes de los Estados Unidos y llegas aquí, tú te llevas una tremenda impresión. Aquí uno ve cosas que es muy difícil que estuviesen pasando allá. Matsui tiene como 42 años y aún así sigue jugando. Él es una persona que no se mete con nadie, es muy tranquilo, y ahí está.

 

Una vez que has llegado a esta liga, ¿cuánto tiempo más te gustaría quedarte por aquí?

   Yo tenía la corazonada de que me podía quedar jugando por aquí por cuatro años, pero también hay muchos equipos en los Estados Unidos que me quieren y si yo encuentro una oportunidad, como la que encontré el año pasado [con Pittsburgh], puede que vuelva a las Grandes Ligas, como es el sueño de cualquier pelotero.

 

Por último, ¿qué te parece Japón en general, su comida y su cultura?

   Todo es muy parecido a Corea del Sur, incluso la comida, así que no he tenido ningún problema hasta ahora, gracias a Dios. Yo ya había visitado Okinawa durante los entrenamientos primaverales, así que ya tenía una idea de cómo era todo.

 

Escriba un comentario


Security code
Refresh