Dom, 21 Jul 2024 11:36 AM

Junio sigue siendo el mejor mes de Otani en la MLB

   Desde que en la temporada 2021 Shohei Otani comenzó a jugar sin descansos ni restricciones en las Grandes Ligas, junio ha sido consistentemente su mejor mes ofensivo del año y la campaña 2024 no ha sido la excepción.

 

Otani siempre explota ofensivamente en junio

 

   En los 30 días que acaban de culminar, el toletero japonés se fue para la calle en 12 ocasiones, incluyendo 9 veces en una racha de 12 juegos, y además remolcó 24 carreras, anotó 26, recibió 20 boletos, registró un promedio ofensivo de .309 y un OPS de 1.165.

 

   Esa actuación lo deja con 26 cuadrangulares, 62 empujadas, un promedio de .321 y un OPS de 1.050 en sus primeros 81 juegos de la campaña, cifras que son muy similares a las que registró en 2021 y 2023, dos años en los que fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

 

   En 2023, cerró el mes de junio con 15 vuelacercas, incluyendo 14 en un período de 20 encuentros, 29 empujadas, 27 anotadas, 7 dobles, 3 triples,  21 boletos, un promedio de .394 y un OPS de 1.444, cifras que lo catapultaron no sólo al Jugador Más Valioso sino también al título de jonrones de su circuito.

 

   Su mes de junio en 2022 no fue el mejor (6 estacazos, 17 remolques, .298 de promedio y un OPS de .973), pero eso de debe a que esa temporada tampoco fue su mejor desde el punto de vista ofensivo, si bien se fue para la calle en 34 ocasiones y remolcó 95 carreras.

 

   Sin embargo, en 2021 fue cuando estableció esta tradición que hoy se mantiene después de cerrar el mes de junio con 13 jonrones, incluyendo 11 en un período de 13 compromisos, 23 empujadas, 20 anotadas, 16 boletos, un promedio de .309 y un OPS de 1.312.

 

   Sus números en junio de 2021, 2023 y 2024 son tan similares que ya varios analistas empiezan a preguntarse si el talentoso pelotero japonés va camino a ganar otro premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular, después de haberlo recibido en 2021 y 2023.

 

   De hecho, la cuenta oficial de las Grandes Ligas en español compartió ayer en Twitter un gráfico en que el compara los totales de Otani en esas 3 campañas después de disputados los primeros 81 juegos del año y se hace esa misma pregunta.

 

   En 2021, bateó para .279, con 32 jonrones, 63 empujadas, 12 robos y un OPS de 1.064. En 2023, bateó para .309, con 29 jonrones, 66 empujadas, 11 robos y un OPS de 1.057; y en 2024, está bateando para .321, con 26 jonrones, 62 empujadas, 16 robos y un OPS de 1.050.

 

Ortiz nunca ganó el premio al Jugador Más Valioso

 

   Ningún pelotero que haya jugado la mayor parte del año como bateador designado ha logrado hasta ahora ganar el premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular en la MLB. Ni siquiera los legendarios David Ortiz y Edgar Martínez, quienes se convirtieron en estrellas en esa posición.

 

   La razón de ello es muy sencilla. Un pelotero que sólo batea apenas realiza la mitad del trabajo de aquellos que batean y defienden al mismo tiempo, por lo que resulta prácticamente imposible que pueda tener un aporte tan importante como el de éstos a finales de año.

 

   Los cronistas que votan para seleccionar al JMV cada campaña suelen utilizar como referencia a la hora de tomar su decisión una estadística llamada WAR (Wins Above Replacement), que mide las contribuciones de cada jugador, tanto ofensivas como defensivas.

 

   Debido a esto, los peloteros que defienden siempre tienen una puntuación más alta que aquellos que sólo batean, incluso cuando su defensa no es la mejor, por lo que se hace muy difícil justificar la elección de un bateador designado para ese galardón.

 

   Por supuesto, eso no quiere decir que sea imposible que eso ocurra, sino simplemente que el candidato en cuestión tiene que estar muy por encima del resto de la liga en términos ofensivos para poder lograr la hazaña.

 

   Otani ha estado rompiendo moldes desde que debutó en la MLB en 2018, por lo que si existe un pelotero capaz de hacer historia en ese departamento es él. Después de todo, ya hecho historia en tantas otras facetas del juego que no sería una sorpresa que lo hiciera también en esta.

 

   Al momento de escribir esta líneas, el fenómeno nipón lidera la Liga Nacional en WAR con un registro de 4.7. Le sigue Ketel Marte de las Cascabeles de Arizona con 4.2 y su compañero de equipo en los Dodgers de Los Ángeles Mookie Betts con 4.0.

 

   Marte está bateando para .284, con 17 vuelacercas y 48 empujadas, por lo que desde el punto de vista ofensivo no representa un peligro para Otani. Su buena defensa es lo que le permite estar segundo en WAR en el circuito, pero incluso con esa ventaja no puede alcanzar al asiático.

 

Betts está lesionado y no podrá pelearle el JMV a Otani

 

   Betts, por su parte, sufrió una factura en su mano izquierda después de recibir un pelotazo durante un turno al bate a mediados de junio y no podrá regresar a la acción sino hasta principios de agosto, por lo que resulta muy difícil que pueda alcanzar al japonés.

 

   Quizás el candidato que más chance tenía de quedarse con el galardón al JMV este año en la Liga Nacional era el venezolano Ronald Acuña Jr, quien ya lo ganó el año pasado de manera unánime tras brillar ofensiva y defensivamente.

 

   Lamentablemente, eso ya no podrá ocurrir debido a que el criollo sufrió una grave lesión en un ligamento de su rodilla izquierda a finales de mayo que lo dejará fuera de los terrenos de juego por el resto de la presente temporada.

 

   Eso deja a Otani como básicamente el único candidato de la Liga Nacional capaz de alzarse con el galardón este año, por lo que no es descabellado pensar que al final será él quien reciba el prestigioso reconocimiento.

 

   No se trata de una situación ideal, sin duda, pero eso tampoco debe restarle méritos a la actuación del fenómeno nipón, quien mientras se está recuperando de una operación en su codo de lanzar continúa mejorando su faceta ofensiva, cosa que parecía imposible después de lo logrado en 2021 y 2023.

 

   Cuando comenzó la campaña 2024, varios analistas descartaron la posibilidad de que el japonés repitiera como JMV este año debido a que no iba a poder lanzar como lo hizo entre 2021 y 2023, cosa que iba a limitar mucho su WAR.

 

   No obstante, como lo ha hecho desde que debutó en las mayores en 2018, Otani sigue logrando hazañas que jamás se pensaron posibles, por lo que ahora parece muy probable que se convierta en el primer bateador designado de tiempo completo en ser nombrado Jugador Más Valioso del año. 

 

   Hay que aclarar que varios jugadores que han disputado cierto número de encuentros como designados en el pasado han logrado capturar el galardón, pero estamos hablando de un buen número de desafíos, no de la mitad, ni tampoco de la mayoría de ellos.

 

Rice ganó el JMV en 1978 jugando parcialmente como designado

 

   Jim Rice, de los Medias Rojas de Boston, lo ganó en 1978 después de disputar 49 juegos como designado. Don Baylor, de los Angelinos de Los Ángeles, repitió esa hazaña en 1979 (65 encuentros domo designado) y Juan González, de los Vigilantes de Texas, hizo lo mismo en 1996 (32 desafíos como designado).

 

   No cabe duda de que si Ronald Acuña Jr y Mookie Betts estuviesen activos y en plena forma física, Otani la tendría muy difícil para quedarse con el premio, pero con ellos dos fuera de la carrera la mesa está servida para que el japonés se quede con los honores.

 

   Repetimos, eso no debe restarle mérito alguno a un pelotero que hace historia cada vez que salta al terreno de juego y que cuando está en plena forma física puede, literalmente, ser el mejor jugador del planeta, tanto como lanzador como desde la caja de bateo.

 

   Siempre y cuando se mantenga sano, es muy probable que lo veamos ganar otra vez el galardón e incluso un premio especial del comisionado por convertirse, precisamente, en el primer bateador designado de tiempo completo en ser nombrado Jugador Más Valioso del año en la historia de la MLB.