Los dilemas del manager Kokubo para el Clásico Mundial

Category: El Bate del Samurai Published: 27 February 2017
Written by Claudio Rodríguez Otero Hits: 421
 

   La selección japonesa de béisbol comenzó hace unos días su concentración para el Clásico Mundial y desde entonces se ha hecho evidente que el manager Hiroki Kokubo tiene varios dilemas importantes por resolver.

 

   El más publicitado de ellos ha sido determinar quién será el cuarto bate del equipo en el torneo: Yoshitomo Tsutsugo, líder jonronero y de empujadas de toda la NPB en 2016, o Sho Nakata, líder remolcador de la Liga del Pacífico en esa misma campaña.

 

   Nakata ha sido el favorito de Kokubo prácticamente desde que éste asumió su puesto en 2013, pero lamentablemente no ha generado los resultados esperados. En los 60 turnos que ha tomado como cuarto bate del conjunto nipón sólo ha podido conectar un jonrón y un doble y su promedio está en un decepcionante .150.

 

   A pesar de todo, Kokubo todavía lo considera como un candidato para ese puesto, pero resulta obvio que también debe darle una oportunidad a Tsutsugo, quien el año pasado demostró claramente que se ha convertido en el mejor slugger japonés de la NPB.

 

   Nuestro amigo y colega de la agencia de noticias Kyodo Jim Allen, quien he tenido la oportunidad de seguir muy de cerca las acciones del Equipo Samurai de los últimos años, opinó recientemente a través de Twitter que Tsutsugo es la mejor acción.

 

   “Tsutsugo tiene un valor establecido mucho mayor [al de Nakata]. La liga en la que juega es un poco más debil, pero es 3 años menor que éste”, analizó.

 

   Lo mismo opina otro amigo y colega, John Gibson, de la versión inglesa del Diario Yomiuri, quien también explicó su razonamiento a través de Twitter. “[Tsutsugo] es simplemente un mejor bateador, desde la calidad de su swing hasta su enfoque a la hora de pararse sobre el plato y los resultados que obtiene”.

 

   Demás está decir que compartimos las opiniones de ambos. Nakata, a pesar de ser un bateador con mucho poder, no ha podido cumplir con las expectativas que se han tenido de él desde que se ganó la titularidad con los Luchadores de Nippon Ham en 2011.

 

   Si bien ha sumado 100 o más remolques en los últimos 3 años, sus totales de jonrones no han sido satisfactorios. Hasta ahora, la cifra más alta que ha sumado en una temporada es 30 y sólo la ha alcanzado en una ocasión.

 

   Adicionalmente, su promedio deja mucho que desear. En 2013 bateó para .305, pero salvo esa solitaria excepción, no ha podido llegar a .270 desde que se convirtió en titular en 2011. En los últimos 3 años, su promedio ha sido de .269, .263 y .250, respectivamente.

 

   A sus 28 años, ya está a punto de comenzar el declive de su carrera sin haber tenido nunca una campaña excepcional que le haya ganado la total admiración y respeto del resto de la liga.

 

   En comparación, Tsutsugo ha bateado .300 o más en las últimas 3 campañas (.300, .317 y .322, respectivamente), lideró la NPB con 44 jonrones y 110 empujadas en 2016 y tiene un porcentaje de slugging de por vida de .519.

 

   A sus 25 años, apenas está entrando en la mejor etapa de su carrera, por lo que todavía tiene mucho que ofrecer. Es cierto que éste será su primer torneo internacional de importancia, pero eso no quiere decir que no esté a la altura del mismo.

 

   Kokubo, de hecho, no tuvo dudas en apostar por él en el juego amistoso del sábado entre el combinado japonés y los Halcones de SoftBank y éste no defraudó. Comenzó el juego como el jardinero izquierdo y cuarto bate titular de Japón y se fue de 1-1, con un sencillo y 2 boletos.

 

   A apenas 8 días del debut del Equipo Samurai en el Clásico y demostrando ya que está a la altura del reto, lo más probable es que Tsutsugo se mantenga se mantenga en ese puesto hasta el final del torneo.

 

   Otro gran dilema que enfrenta Kokubo es a quién darle la responsabilidad de cubrir la segunda base. Por un lado, tiene a Ryosuke Kikuchi de los Carpas de Hiroshima, ganador de 4 Guantes de Oro consecutivos y para muchos el mejor defensor de todo el béisbol japonés.

 

   Por el otro, tiene a Tetsuto Yamada de las Golondrinas de Yakult, Jugador Más Valioso de la Liga Central en 2015 y probablemente el bateador japonés más completo del momento.

 

   Si bien Kikuchi es un defensor excepcional que batea para promedio y corre muy bien las bases, Yamada también cuenta con un guante muy seguro y supera con creces la producción ofensiva del primero. Para prueba, no hace falta más que recordar que a mediados de la temporada pasada estuvo liderando la Liga Central en 11 categorías ofensivas, ¡ONCE!

 

   En ese momento, Yamada fue líder del circuito en promedio, hits, dobles, jonrones, empujadas, anotadas, boletos, bases alcanzadas, bases robadas, porcentaje de slugging y porcentaje de bases alcanzadas. El único departamento importante que se le escapó fue el de triples.

 

   Lamentablemente, una lesión le restó tiempo de juego y le impidió mantener ese dominio hasta el final del calendario, pero resulta evidente que constituye el principal candidato, y también la opción más lógica, para la titularidad de la segunda base de Japón en el torneo.

 

   La única alternativa, que sin duda es posible que ocurra, sería colocar a Kikuchi en la segunda base y utilizar a Yamada como bateador designado. En principio, el veterano de los Halcones de SoftBank Seiichi Uchikawa iba a ocupar ese rol, pero luego de sufrir una lesión menor en el juego del sábado es posible que le den algunos días de descanso y eso abriría las puertas para experimentar con Yamada como designado.

 

   Finalmente, el otro dilema crucial que enfrenta el manager Kokubo de cara al Clásico es a quién utilizar como abridor en el juego inaugural del torneo ante Cuba, que tendrá lugar el 7 de marzo en el Tokyo Dome.

 

   Los medios japoneses han mencionado a Takahiro Norimoto (Águilas de Rakuten), Shota Takeda (Halcones de SoftBank) y Ayumu Ishikawa (Marinos de Lotte) como los posibles abridores del equipo para ese juego, pero no al mejor lanzador que tiene Japón en el torneo, el as de los Gigantes de Yomiuri Tomoyuki Sugano.

 

   La ausencia del fenómeno Shohei Otani, quien no podrá disputar el torneo por lesión, convierte a Sugano, por un buen margen, en el mejor lanzador del combinado nipón. Entonces, ¿por qué no utilizarlo en el partido más crucial de ese grupo?

 

   Puede que Kokubo esté confiado en que Japón derrotará con facilidad a Cuba y esté reservando a Sugano para el juego contra Australia, que también es un rival muy difícil. Sin embargo, puede que esté ocurriendo todo lo contrario. Es posible que éste considere el partido ante Cuba como una derrota segura y que por eso esté reservando sus mejores armas para los dos encuentros restantes.

 

   Ambas posibilidades son terribles y no hacen sino revelar la otra gran debilidad con la que cuenta el Equipo Samurai: su manager. Si bien Kokubo ha ocupado ese cargo desde finales de 2013, sólo ha dirigido al conjunto en un torneo importante desde entonces: el Premier 12, que tuvo lugar en noviembre de 2015.

 

   Con apenas 45 años de edad y muy poca experiencia en su cargo, ya ha quedado en evidencia que no es el mejor tomando decisiones en momentos cruciales, como ocurrió en la semifinal del Premier 12 ante Corea del Sur.

 

   Japón estuvo ganando el partido 3-0 hasta el noveno episodio, cuando su falta de aplomo para reemplazar a su lanzador permitió al equipo surcoreano anotar 4 carreras para ponerse arriba en el marcador y posteriormente ganar el partido y el título del torneo.

 

   Su empeño en preferir a Nakata sobre Tsutsugo, Kikuchi sobre Yamada y Norimoto, Takeda o Ishikawa sobre Sugano, no hace sino reforzar la percepción de que no representa la mejor opción para el cargo.

 

   No obstante, todavía tiene 8 días para experimentar, tomar las decisiones más acertadas en cada caso y cambiar por completo la imagen que los críticos y los fanáticos tienen de él hasta los momentos.

 

   Comandar al Equipo Samurai a su tercer título en el torneo sin duda acabaría con todas las críticas que ha recibido hasta ahora. ¿Lo logrará? Pronto lo averiguaremos.

 

Comments   

0 #1 dviera78 2017-02-28 09:32
Ciertamente Kokubo dejo' mucho que desear en el Premier12 cuando relevo' con Norimoto (abridor) y lo dejo abrir el 9no inning con los dos mejores cerradores Japoneses de la NPB calentando en el bullpen. En Cuba le llaman "Kokubo Mesa" en referencia al descabellado estilo de juego del ex Manager Cubano. No obstante, los problemas de Japon apesar del Manager podrian venir en la 2da ronda del torneo, pues no creo que Australia ni la debilitada Cuba puedan ganarle ambos juegos a Japon. Saludos!
Quote

Escriba un comentario


Security code
Refresh