Dom, 19 May 2024 17:24 PM

El Latino del Año 2010-2023

   El Latino del Año es un premio que otorga nuestra página, Béisbol Japonés.com, para honrar al jugador hispano más destacado de la campaña en la Liga Japonesa de Béisbol Profesional (NPB, por sus siglas en inglés). A diferencia del galardón al Jugador Más Valioso, que sólo toma en consideración los logros de la temporada regular, nuestro reconocimiento evalúa a los candidatos en base a sus actuaciones durante todo el año, incluyendo la pretemporada, la temporada regular, los playoffs y la Serie de Japón, además de los títulos individuales y de equipo que logren acumular en ese período. Comenzamos a otorgarlo en la campaña 2010, que fue el momento en el que nuestro portal debutó en la red.

 

AÑOJUGADORMÉRITOS
2010 Ramírez, Alex El jardinero venezolano de los Gigantes de Yomiuri fue, por buena ventaja, el latino más destacado del año en la NPB. Lideró ambos circuitos con 49 jonrones y 129 empujadas y además bateó para .304. Por si eso fuera poco, llegó a los 1.000 remolques y los 300 jonrones de por vida en Japón y además superó los 900 partidos disputados de manera consecutiva. Adicionalmente, participó fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de mayo en la Liga Central y participó en la Serie de las Estrellas.
2011 Nelson, Máximo El derecho dominicano de los Dragones de Chunichi fue sin duda el latino más consistente y destacado del año en la NPB. No sólo fue el abridor de su equipo en el juego inagural de la campaña, sino que además lideró la Liga Central con 31 aperturas y nunca se perdió su turno en la rotación a lo largo de toda la campaña. Su récord final de 10-14 no parece bueno, pero su efectividad de 2.54 fue la novena mejor del circuito y la segunda mejor de su equipo, que fue campeón de liga gracias en buena parte a su trabajo desde el montículo. Adicionalmente, quedó segundo en entradas lanzadas (209.1) en la Liga Central y cuarto en ponches (149). 
2012 Ramírez, Alex El jardinero venezolano de las Estrellas de DeNA lideró a todos los latinos en promedio (.300) y carreras empujadas (76), además de quedar tercero en jonrones (19). Adicionalmente, participó en la Serie de las Estrellas y fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de julio en la Liga Central, con lo cual estableció un nuevo récord en la NPB al llegar a 9 galardones de ese tipo. Por si eso fuera poco, quedó a 7 hits de los 2.000 de por vida en Japón y a 12 empujadas de asumir el liderato histórico de ese departamento entre los jugadores importados.
2013 Blanco, Tony El inicialista dominicano de las Estrellas de DeNA completó el mejor año de su carrera profesional. Lideró la Liga Central en promedio (.333) y empujadas (136) y además quedó segundo en jonrones (41). Adicionalmente, fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de abril, participó en la Serie de las Estrellas (donde ganó 2 competencias de jonrones) y fue seleccionado al Equipo Ideal del año como primera base. La clave de su éxito estuvo en mantenerse sano todo el año, algo que no había logrado hasta ahora.
2014 Mejía, Ernesto El inicialista venezolano de los Leones de Seibu tuvo un debut de ensueño en la NPB. A pesar de llegar a Japón después de disputados los primeros 38 partidos del calendario, logró capturar el título de jonrones de la Liga del Pacífico al volarse la cerca en 34 ocasiones. Por si eso fuera poco, también lideró el circuito en porcentaje de slugging (.581), fue octavo en empujadas (73) y décimo en promedio (.290). Adicionalmente, fue seleccionado para el Equipo Ideal de la Liga del Pacífico como primera base.
2015 López, José Celestino El inicialista venezolano de las Estrellas de DeNA no logró liderar a los latinos en ninguna categoría ofensiva, pero fue sin duda el caribeño que mejores números generales registró a lo largo del año. Quedó tercero en la Liga Central en jonrones (25) y porcentaje de slugging (.496) y quinto en hits (150), promedio (.291) y remolcadas (73), además de quedar segundo en la votación para el Guante de Oro en su posición. Adicionalmente, fue seleccionado para participar en la Serie de las Estrellas.
2016 López, José Celestino El inicialista venezolano de las Estrellas de DeNA fue por segunda vez consecutiva el latino más destacado del año en la NPB. Quedó tercero en jonrones (34) y quinto en empujadas (95) y porcentaje de slugging (.534) en la Liga Central y además fue clave para que su equipo clasificara por primera vez en su historia al playoff del circuito, donde también tuvo una actuación destacada. Por si eso fuera poco, fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de septiembre y ganó su segundo Guante de Oro en Japón.
2017 López, José Celestino El inicialista venezolano de las Estrellas de DeNA fue por tercera ocasión en fila el Latino del Año de la NPB. Lideró la Liga Central en hits (171) y empujadas (105) y además conectó 30 jonrones y 40 dobles y registró un promedio de .301. Adicionalmente, fue nombrado Jugador Más Valioso del playoff del circuito, ganó su tercer Guante de Oro en Japón (segundo consecutivo) y fue seleccionado para el Equipo Ideal del año en la primera base.
2018 Viciedo, Dayán El inicialista cubano de los Dragones de Chunichi fue claramente el latino más destacado del año en la NPB. No sólo ganó el título de bateo de la Liga Central con un promedio de .348, sino que además lideró a todos los hispanos en hits (178), anotadas (91) y empujadas (99) y fue segundo en dobles (26) y boletos recibidos (55). Adicionalmente, fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de agosto en su circuito y fue elegido al Equipo Ideal de la temporada en la primera base. Por si eso fuera poco, quedó segundo en la votación para el Guante de Oro y estableció un nuevo récord de hits en un mes (47) en la Liga Central.
2019 Soto, Neftalí El jardinero puertorriqueño de las Estrellas de DeNA fue sin duda el Latino del Año en la NPB. Lideró la Liga Central en jonrones (43) y empujadas (108) y además comandó a todos los latinos en anotadas (82) y promedio ofensivo con hombres en posición anotadora (.328). Sus excelentes números ofensivos, sumados a su sólida actuación defensiva lo llevaron a ser elegido al Equipo Ideal del circuito como jardinero. 
2020 Moinelo, Liván El zurdo de los Halcones de SoftBank fue, por buena ventaja, el latino más sobresaliente de la campaña. Ganó el premio al Relevista del Año en la Liga del Pacífico tras liderar el circuito con 40 Hold Points y además registró una efectividad de 1.69 en 50 apariciones desde el bullpen. Por si eso fuera poco, se coronó campeón de liga y de la Serie de Japón con su equipo y su promedio de ponches por cada 9 entradas (14.44) es uno de los más altos en la historia de la NPB. Su aporte al éxito del club fue tan grande que terminó tercero en la votación al Jugador Más Valioso de la temporada regular.
2021 Suárez, Robert El derecho venezolano de los Tigres de Hanshin fue la estrella latina del año en la NPB. No sólo conquistó el título de salvados de la Liga Central -su segundo consecutivo-, sino que además impuso un nuevo récord de rescates (42) para un cerrador extranjero en su club. Por si eso fuera poco, resgitró una increíble efectividad de 1.16 en 62 apariciones desde el bullpen, fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de mayo en su circuito y participó en la Serie de las Estrellas.
2022 Martínez, Raidel El derecho cubano de los Dragones de Chunichi fue el mejor cerrador de toda la NPB en 2022 luego de liderar la Liga Central con 39 salvados. Adicionalmente, registró una inverosímil efectividad de 0.97 y una marca de 4-3, con 9 Hold Points, 62 ponches y un WAR de 2.1 en 55 entradas y 2 tercios de labor. Por si eso fuera poco, participó en la Serie de las Estrellas e influyó en nada menos que el 73% de las victorias de su equipo a lo largo del año. 
2023 Polanco, Gregory El jardinero dominicano de los Marinos de Lotte fue sin duda el hispano más destacado de la NPB en 2023. No sólo lideró a todos los caribeños en jonrones (26) y empujadas (75), sino que además fue colíder de cuadrangulares de la Liga del Pacífico y fue elegido al Equipo Ideal de ese circuito como bateador designado. Se convirtió así en el primer latino en ganar un título de vuelacercas en el circuito nipón desde 2019 y en el tercer hispano en ser seleccionado al Equipo Ideal en 3 años. Por si eso fuera poco, ayudó a su equipo a clasificar a la postemporada y a ganar la primera ronda de la misma, en la que bateó para .300, con un cuadrangular y 3 remolques.