Mar, 09 Ago 2022 22:25 PM

Ariel Martínez y los próximos japoneses en irse a MLB

   La espectacular actuación del cubano de los Dragones de Chunichi Ariel Martínez y los próximos lanzadores japoneses que podrían dar el salto a las Grandes Ligas son los dos temas que deseamos analizar en nuestra columna de hoy.

 

Martínez conectó su 3er jonrón del año ayer ante Yomiuri

 

   Martínez completó ayer domingo la semana más productiva de su carrera en la NPB, luego de sumar 11 imparables en 21 turnos (.524), incluyendo 3 jonrones, 3 dobles, 4 empujadas y 7 anotadas, y además recibir 6 boletos en 6 partidos disputados.

 

   Para que tengan una mejor idea de lo que representan esos números, la mayor cantidad de imparables que el matancero había podido sumar en un período de 6 encuentros en el pasado es 9 y ninguno de ellos fue un cuadrangular.

 

   Así mismo, con los 3 vuelacercas que cosechó esta semana ya superó su marca personal para una temporada en ese departamento, que era de 2 y que había establecido primero en la campaña 2020 e igualado el año pasado.

 

   Por si eso fuera poco, esos 11 batazos no sólo fueron buenos para su récord personal sino también decisivos para el éxito de su equipo, que ganó los 3 juegos en los que se fue para la calle y peleó férreamente los otros 3.

 

   El martes 10 de mayo, por ejemplo, su estacazo solitario, que fue el primero de su cuenta personal esta temporada, representó la única carrera del juego y, por lo tanto, le dio un triunfo de 1-0 a Chunichi sobre las Golondrinas de Yakult en el Estadio Meiji Jingu de Tokio.

 

   Al día siguiente, volvió a disparar otro cuadrangular solitario -su segundo del año- que también se convirtió en la carrera de la diferencia para su club, que terminó imponiéndose a Yakult en el mismo escenario con un marcador final de 2-0.

 

Martínez remolcó la 1era carrera del juego de ayer entre Chunichi y Yomiuri

 

   Finalmente, en el juego de ayer ante los Gigantes de Yomiuri en el Tokyo Dome conectó un doble de una carrera en el segundo episodio que abrió el marcador para su conjunto y más adelante se fue para la calle en solitario para aumentar la ventaja a 8-0, si bien el marcador final fue de 9-3.

 

   Desde el mismo momento de su firma como pelotero en desarrollo, la gerencia siempre estuvo interesada en su potencial ofensivo y este tipo de actuación es precisamente lo que esperaba obtener de él con el pasar de los años.

 

   Su defensa, a pesar de ser versátil y de buena calidad, queda relegada a un segundo plano a la hora de decidir quiénes conformarán la alineación del club en un partido determinado. Siempre y cuando esté caliente con el bate, le encontrarán un puesto en la novena inicial.

 

   La mejor prueba de ello es que comenzó su carrera como receptor, que es la posición bajo la cual todavía está registrado en el roster. Sin embargo, con el paso del tiempo comenzó a jugar ocasionalmente en la primera base y ahora se ha convertido en el jardinero izquierdo titular del conjunto.

 

   A la fecha de hoy, posee el segundo promedio más alto de la divisa entre jugadores con al menos 80 apariciones sobre el plato (.353), está igualado en el tercer lugar de jonrones (3) y anotadas (12) y su OPS (1.038) es el más alto de todos, independientemente del número de turnos que hayan tomado.

 

   Demás está decir que el toletero de 25 años se encuentra ante una oportunidad histórica para ganarse la titularidad y convertirse en una de las principales figuras ofensivas de su equipo, como lo ha sido su compatriota Dayán Viciedo por los últimos 6 años.

 

   Su presencia en el roster de una franquicia que tradicionalmente ha tenido muchos problemas para producir carreras es más que bienvenida y si además puede convertirse en otro motor importante de su ofensiva, pues mucho mejor.

 

   Lamentablemente, las lesiones lo han frenado en los últimos 2 años, pero si logra mantenerse sano hasta el final de la campaña y además lo hace con el nivel ofensivo que está mostrando en este momento, entonces no cabe duda de que seguirá siendo titular y hasta recibirá un aumento de sueldo para 2023.

 

Sasaki ya está en el radar de los equipos de Grandes Ligas

 

   Con respecto a los próximos lanzadores japoneses que podrían dar el salto a las mayores en el futuro cercano, uno de nuestros seguidores nos preguntó recientemente por 5 nombres específicos: Roki Sasaki, Yoshinobu Yamamoto, Kodai Senga, Koyo Aoyagi y Masato Morishita.

 

   De todos ellos, el más seguro e inmediato es Kodai Sengai, quien ha sido por varios años el as de la rotación de los Halcones de SoftBank y quien está a punto de ganarse la agencia libre internacional, por lo que nadie podrá detenerlo si él decide probar su suerte en las mayores en 2023.

 

   Los jugadores japoneses deben cumplir 9 años de servicio con sus equipos para poder convertirse en agentes libres a nivel internacional, por lo que muy pocos tienen la oportunidad de intentar firmar un contrato con un conjunto norteamericano.

 

   Si desean hacerlo antes de cumplido ese requisito pueden apelar al llamado Sistema de Traspasos, pero eso sólo funciona si sus equipos ya están satisfechos con sus números y acceden a darles la libertad necesaria para que puedan irse a la Gran Carpa.

 

   Senga tiene años pidiéndole a SoftBank que lo deje irse, pero ése es el único club de toda la NPB que se niega a ceder a sus jugadores a través de ese sistema, por lo que al derecho de 29 años no le quedó otra opción que esperar hasta ganarse la agencia libre.

 

   Yamamoto todavía no ha dicho nada acerca de sus intenciones de probarse en las mayores, pero si decide irse pronto tendrá que pedirle a los Búfalos de Orix que lo dejen utilizar el Sistema de Traspasos porque todavía le faltan 4 temporadas más para convertirse en agente libre.

 

   Si él lo solicita y su club le da el visto bueno, lo más probable es que ocurra para la campaña 2024, cuando el joven derecho ya habrá cumplido 25 años y, por lo tanto, podrá firmar por todo el dinero que le ofrezcan, lo que se traducirá también en una buena compensación para su conjunto.

 

   Sasaki, quien lanzó 17 entradas perfectas consecutivas a principios de esta temporada, ya está en el radar de muchos equipos de la MLB, por lo que es muy probable que en algún momento decida hacer la transición a ese circuito.

 

Todavía habrá que esperar varios años para poder ver a Sasaki en la MLB

 

   No obstante, es probable que deba esperar unos 5 años más antes de que eso ocurra, primero porque debe convencer a su club de que ya ha hecho todo lo posible por él, y segundo porque necesita tener al menos 25 años para evitar firmar como pelotero amateur y cobrar salario mínimo.

 

   Morishita apenas está en su tercera temporada como profesional y a pesar de su innegable talento todavía no ha dicho nada públicamente acerca de querer irse a Norteamérica, por lo que no estamos seguros de que eso vaya a ocurrir en el futuro.

 

   Si decide probar suerte en ese circuito, tendrá que hacerlo a través del Sistema de Traspasos, pero antes solicitarle a su club que se lo permita deberá completar varios años más de gran rendimiento para convencerlo de que se merece la oportunidad.

 

   Aoyagi es el único de la lista al que no vemos en la MLB. Su mejor temporada llegó en su sexto año como profesional y a pesar de que este año comenzó bien otra vez, eso no significa que vaya a poder mantener ese buen rendimiento por mucho tiempo más.

 

   Además, su estilo submarinista no ha tenido demasiado éxito en el pasado en la Gran Carpa, especialmente cuando tomamos en cuenta el caso de su compatriota Kazuhisa Makita, quien a pesar de su talento sólo duró un año a ese nivel.

 

   Es mucho más probable que Tomoyuki Sugano, el as de los Gigantes de Yomiuri, intente dar el salto este invierno luego de no poder hacerlo en las últimas 2 campañas, o que incluso Masahiro Tanaka trate de regresar a los Yanquis de Nueva York cuando finalice su actual contrato con las Águilas de Rakuten, que Aoyagi termine jugando a ese nivel.

 

Compartir